Yacente y Soledad, en silencio, camino del sepulcro

En los primeros minutos, del Sábado Santo, en silencio y desde la iglesia de Consolación salía Cristo Yacente, acompañado de la Soledad de Nuestra Señora. La tradicional Procesión del Silencio cerraba el Viernes Santo.

En la que además los escuadrones del Ecce-Homo y Apóstoles acompañan también, pero con evidentes señales de luto, como los rostrillos levantados, lazos negros o los Apóstoles los mantos morados. Y el más que característico sonido de las cadenas de los penitentes del "Gallardete de Jesús" arrastradas por el viejo adoquinado alcalaino.

Fueron también numerosos los fieles que acompañaron con sus velas y también los nazarenos, que con el hábito penitencial de su hermandad o cofradía, estaban en el cortejo del silencio. El sonido... las cadenas y ese redoble de tambor ronco. Algo que para años venideros podría estudiarse es que las calles del recorrido estuviesen apagadas al paso del cortejo, pero es dos hermandades y el consistorio alcalaino quien ha de tomar la decisión.

Pero sin duda, y bajo la tónica del presente año... una buena salida procesional, esperada por los cofrades y sin incidencia alguna.


Compartir en Google Plus
    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 cofrades han opinado :

Publicar un comentario